Un día en familia visitando “Contacts Nature” en Denholm


Una de las cosas que más me gusta de viajar y descubrir nuevos lugares es el poder conocer gente apasionada que con su trabajo logran un impacto positivo en nuestras vidas.
Hace poco tuve la oportunidad de visitar Contacts Nature” en la ciudad de Denholm, donde conocí a Georges-Etienne Nadon Tessier, el propietario de un lugar fantástico que tienen que visitar en familia, porque si yo a mis 34 años disfruté tanto de esta visita, me imagino a un niño.
Georges-Etienne es un hombre apasionado por los animales y la naturaleza, que vio la falta de un espacio para aquellos que se encuentran lastimados, y decidió  abrir un refugio para animales salvajes. En este lugar, él recibe a aquellos animales que han invadido casas o que han resultado heridos en accidentes; les da  cuidados de la mano de un veterinario y se encarga de alimentarlos y atenderlos hasta que están listos para volver a la naturaleza.

Hay animales con los que él se ha encariñado y que  luego ha criado, esos se quedan en la granja a vivir y la gente puede ir a visitarlos. Es realmente especial ver la relación que tiene con ellos, ya que corren a él, lo comprenden y le responden con el mismo cariño que él les da. Una amiga le dio el nombre del “Dr. Doolittle” de Quebec.

Mientras paseábamos una cabra pasó a saludarnos. El animal pasea en toda libertad por el terreno, pero al ver la visita vino a disfrutar de algunas caricias adicionales.

La granja cuenta con una cabaña para que las familias que lleven sus alimentos puedan comer y así prolongar su estadía en el lugar, en esa misma cabaña hay una sala donde Georges-Etienne da conferencias a grupos. Nosotras tuvimos el honor de entrar a su casa y tener la gran sorpresa de encontrarnos con un gallo, un zorrillo y un cuervo. El gallo había sido víctima de un zorro y necesitaba cuidados intensivos y dado que el proceso fue largo, el animal se encariñó al punto de encontrarnos con un gallo domesticado.

Hicimos un paseo por el lugar, que es hermoso: hay árboles de todo tipo y dado que hay alimentos para aves, durante la caminata las verán de todo tipo y color.
Georges-Etienne pensó en cada detalle ya que para brindar una experiencia familiar completa hay muchas actividades que usted puede hacer, como paseos en raqueta, esquí de fondo, los niños pueden jugar en los resbalines de nieve e igloos. Ofrece también la aventura de hacer  escalada tanto en las rocas como en los arboles.
Para saber más de este simpático lugar, visite la página facebook:www.facebook.com/contactsnature





Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*