Escoliosis: Iniciar el uso del corsé

Aceptar tu corsé significa transformar la frustración en entusiasmo. Significa ajustarse y aprender a vivir con una nueva parte de tu vida. Significa confianza en ti y en tu corsé.

El mayor obstáculo es mantener una mentalidad saludable. No permitas que la frustración y el enojo te ganen. Sé segura y orgullosa de ti misma.

Si algo te preocupa habla con tu ortesista, doctor o fisioterapeuta. Para vos esto es nuevo, sin embargo, los especialistas ya han visto varios casos y podrán guiarte.

¿Estás empezando a sentir dolor unas horas después de ponerte el corsé? ¿Te contraes cada vez que ajustas las correas? Esto es algo que todos experimentan los primeros meses de usar el corsé. Es completamente normal sentirse un poco adolorida al principio.
La próxima vez que sientas dolor, tomate un descanso y luego vuelve a poner el corsé. Simplemente no te rindas. Los dolores desaparecerán tan pronto como tu cuerpo se acostumbre al corsé. Sin embargo, no dudes en ponerte en contacto con tu especialista si el dolor continua.

Algunos consejos: 

¿Cómo ponerse el corsé?

Existen diferentes métodos para ponerse el corsé. Al inicio necesitaras ayuda, pero con el tiempo aprenderás a ponértelo sin problemas.

  • Asegúrate de que todas las correas están al exterior del corsé.
  • Coloca el corsé al frente tuyo, ábrelo y deslízalo hacía adentro. El corsé estará bastante rígido al inicio entonces es probable que necesites ayuda.
  • La apertura del corsé debe centrarse en el medio de la espalda. El corsé debe estar recto y debe estar de frente.
  • Flexiona el pecho hacia adelante apoyando los antebrazos sobre una mesa o mostrador. La persona que te ayuda podrá entonces deslizar las correas a través de los anillos del corsé.
  • Con las manos en posición sobre los lados del corsé, presiónalo hacia abajo hasta que las almohadillas en el interior toquen tu cintura. Las almohadillas deben estar debajo de tus costillas y apoyar en tus caderas.
  • Asegúrate de que tu camiseta queda bien ajustada. Es importante que no haya arrugas para evitar la irritación de la piel.
  • La persona que te ayuda debe fijar las correas firmemente iniciando por la del medio. Continua con la de abajo y finalmente la de arriba.

Cómo ponerse y ajustar el corsé por si sola

  • Ponte el corsé como indicado anteriormente.
  • Desliza las correas en los anillos del corsé.
  • Flexiona el pecho y tira las correas para ajustar el corsé.
  • Sé paciente, esto requiere bastante práctica.

Consejos prácticos

  • Asegúrate de que tu columna y tu asiento están bien centrados en la ortesis.
  • Las almohadillas grandes al interior de la ortesis deben apoyar en las caderas y estar mas bajo que las costillas.

Ejercicios

  • Si el médico te prescribió fisioterapia, la fisioterapeuta te enseñara un programa de ejercicios adaptados a tus necesidades.

Cuidado del corsé

  • Es importante limpiar todos los días la delgada capa de espuma que cubre el interior del corsé. Se recomienda alcohol de fricción debido a su efecto desinfectante y evaporación rápida.

Cuidado de la piel

  • Es muy importante prevenir las irritaciones de la piel. La piel debajo del corsé debe ser endurecida especialmente en las zonas donde el corsé tiene la mayor presión.

Para proteger la piel

  • Toma una ducha todos los días. Observa cuidadosamente las zonas donde el corsé ejerce mayor presión ya que pueden ir apareciendo enrojecimientos e irritación.
  • Usa siempre una camiseta sin pliegues debajo del corsé.
  • Usa tu corsé lo más ajustado posible. Caso contrario este se frotará con tu piel y causará lesiones.
  • El almidón de maíz es muy útil cuando la temperatura es húmeda o cuando la piel es demasiado sensible.
  • No uses loción o crema hidratante debajo del corsé, estos pueden ablandar la piel.
  • Si tienes enrojecimiento, irritación o incluso dolor, deja de usar el corsé hasta que la piel se recupere. Si el problema persiste, contacta al ortesista.

A veces, la piel de la cintura y de la cadera se oscurece. Esto sucede con frecuencia y no es un problema. Cuando finalices el uso del corsé, el color normal de la piel volverá gradualmente.

Acostumbrarse al corsé

Durante las dos o tres primeras semanas, aumenta gradualmente el tiempo de uso del corsé.

El siguiente programa ayudará a tu piel y músculos a ajustarse al corsé.

Primera etapa: Usa el corsé seis horas al día. El mejor momento para comenzar es después del colegio hasta la hora de acostarse.

  • Ponte el corsé por dos horas
  • Quítate el corsé, verifica tu piel. Si tu epidermis está rosada solamente, coloca el corsé por dos horas y repite por un total de seis horas.
  • Si tu piel está sensible y roja, espera 30 minutos. A continuación, vuelve a colocar el corsé durante dos horas. Repite hasta un total de seis horas.
  • Esta etapa dura de cinco a siete días.

Segunda etapa: Usa el corsé diez horas al día

  • Ponte el corsé por cuatro horas
  • Quítate el corsé, verifica tu piel
  • Ponte el corsé por dos horas
  • Repite hasta un total de diez horas.
  • Esta etapa dura diez días.

Tercera etapa: Usa el corsé 22 a 23 horas al día

  • Ponte el corsé antes de ir al colegio.
  • A la hora de comer o cuatro horas más tarde, retira el corsé, verifica tu piel y ponte nuevamente el corsé (La enfermera del colegio te puede ayudar)
  • Después del colegio, retira el corsé y verifica tu piel
  • Ponte el corsé hasta que sea hora de ir a dormir. Verifica tu piel una ultima vez antes de dormir. Ponte el corsé para dormir. No necesitas verificar tu piel durante la noche a menos de que sientas dolor.
  • Esta etapa dura dos o tres días.

La adaptación

  • Respeta las etapas, tomate el tiempo que sea necesario.
  • Cuida mucho tu piel, incluso cuando te sientas cómoda con tu corsé y que no tengas ningún problema con la piel.
  • No dudes en contactar tu enfermera o el ortesista si tus problemas con la piel o el corsé persisten.
  • Puedes usar el corsé menos ajustado durante las comidas o consume comidas más pequeñas con mayor frecuencia.

Vestuario

Cuando vayas de compras, no permitas que tu cabecita se ponga completamente negativa. Comenzarás a rechazar cada artículo de ropa sin siquiera intentarlo. Sé paciente y pruébate la ropa, es posible que te sorprendas con lo que puedes usar.

Es normal que no quieras que se vea el corsé, aquí hay algunas ideas:

  • Algún jean puede ser duros de tela, ve con aquellos que son de tela más flexible y ligeros, los llamados Jeggins, tienen el mismo estilo que los jeans, pero son más ligeros y más fáciles de poner con el corsé.
  • Las calzas o leggins son una excelente opción también.
  • Usa blusas o poleras sueltas y estarás totalmente comoda.
  • Es conveniente elegir unos zapatos sin cordones. Como sabes es muy difícil inclinarse para amarrar los zapatos por la restricción de movimiento del corsé. Lo bueno es que los zapatos sin
  • cordones son rápidos, fáciles y geniales para ponerse.
  • Evita las poleras transparentes o muy claritas si tu corsé es de color oscuro o vibrante.

Dormir con el corsé

La noche puede requerir un poco de ajuste con el corsé, aquí algunas sugerencias para que logres dormir tranquilamente:

  • Trata de acostarte sobre tu espalda con almohadas que te den la inclinación de tu comodidad. Esto es más fácil que acostarte de lado, lo que hace que tengas que mantener el equilibrio. Sin embargo, si prefieres acostarte de lado, junta las almohadas más esponjosas y rodéate de ellas.
  • También puedes acostarte de costado acurrucándote en una almohada corporal de cuerpo entero. Las almohadas para el cuerpo son las almohadas largas que puedes comprar en cualquier lugar.
  • Si estabas planeando cambiar tu cama, podrías pensar en comprar un colchón de Memory foam. Estos colchones se adaptan una vez que te acuestas sobre ellos, lo que proporciona un excelente soporte para la espalda.
  • Si te encuentras dando vueltas con frecuencia durante la noche, es posible que tengas que comprar un edredón duvet cover. Debido a que estos son gruesos y esponjosos son una excelente opción para personas con corsé. Puedes cambiar de posición en la cama y el edredón permanecerá en su lugar, también es muy fácil de tirar hacia arriba sin tener que levantarte de la cama.
  • Si tienes mucha dificultad, puedes pedirle a tu doctor la ayuda de algún té como la valeriana, el verá cual te puede recomendar para ayudarte al inicio. Algo que muchos doctores recomiendan para ayudar en esta etapa es el jugo Tart Cherry Juice que tiene melatonina.
  • Por último, al principio intenta aflojar un poco el corsé para facilitar e sueño. A medida que te acostumbras te darás cuenta de que ya no será necesario hacerlo.

Cosas nuevas:

Ok, esto es algo de lo que muchos no hablan, vamos a hacerlo.

  • Ir al baño puede ser problemático para algunos y limpiarse también. Quitarse el corsé completamente si es apropiado y tener espacio es la mejor opción, o aflojar las dos correas inferiores darán más comodidad. Sin embargo, si necesitas mantener tu corsé debido a restricciones de espacio, trata de limpiar de atrás hacia adelante entre tus piernas y mantener un poco de toallitas húmedas en tu cartera es bueno en caso de que necesites.
  • Puede ser extremadamente frustrante no poder rascarse ese picor debajo del corsé. Por lo tanto, quita el corsé y aplica almidón de maíz o polvo para bebe en tu piel, distribuye bien y vuelve a ponerte el corsé. Por lo general, este tratamiento no funciona de inmediato en términos de parar la picazón, por lo que deberás continuar aplicando el polvo durante algunos días. Aunque no funcione de inmediato, te sentirás mucho mejor después.

Recuerda: Para usar el corsé con éxito, debes

  • Aumentar gradualmente el uso diario del corsé
  • Usarlo entre 22 y 23 horas diarias después de haber hecho la secuencia de adaptación.
  • Cuidar la piel todos los días
  • Usar una camiseta en todo momento debajo del corsé.
  • Ajustar correctamente el corsé al cuerpo.
  • Limpiar el corsé todos los días.

Curvy Girls: Es un grupo internacional de apoyo entre jóvenes con escoliosis, únete a un grupo y si no existen en tu zona, puedes unirte al de otro país o crearlo. https://www.curvygirlsscoliosis.com/international-leaders