Cuando el cuerpo te obliga a tomar una pausa

La vida tiene altibajos, lo sabemos pero el hecho de saberlo no hace que nos sorprenda menos cuando sucede….

Estábamos de vacaciones y sentí un dolor en mis dedos, mis uñas parecían láminas de cinta adhesiva y se partían  al punto de lastimarme,  pero bueno no hacía mucho que me había sacado las uñas de gel entonces supuse que era por eso. Llegando del viaje me dije que tenía que iniciar una dieta ya que me había subido de peso, claro, ya me tocaba que tantos años de disfrutar la buena comida tenga efectos…. Entonces quería trotar, es la moda, todos salen a correr y se ve que la pasan bien. Mi corazón se aceleraba tanto que no pude hacerlo…. Y bueno, eso de no hacer ejercicios seguido es normal de que tenga menos resistencia.

El teléfono suena y me informan que ya tengo dra de familia y me dan cita con ella para un examen medical. Excelente, la llamada llegó en el momento ideal,  podré aprovechar y hacer una lista con todo lo que creo que no es tan normal sentir y tener.  Al final, nada raro que yo tenga diabetes ya que mis padres y hermanos tienen.

En la primera cita, la dra me entregó una lista de análisis para hacer y me dijo que con eso podríamos saber si algo está mal.

Dos días después de los análisis, me llamó para darme una cita lo antes posible. Ya está me dije… Seguro que tengo diabetes.

Entonces terminé de hacer la lista con mis síntomas:

  • Pérdida de memoria
  • Cansancio constante
  • Aumento de peso
  • Dolor articular
  • Uñas y cabellos quebradizos y débiles.
  • Piel seca
  • Insuficiencia respiratoria
  • Insuficiencia cardiaca
  • Caída del vello de las cejas
  • Rostro rojo en ciertas áreas en ciertos momentos.

Cuando lo ví escrito me di cuenta de que mi cuerpo estaba tratando de decir algo, porque no puede ser normal todo eso. Pero bueno, a ver que dice la dra. Cuando le muestre y explique cómo me siento.

El día de la consulta llegó, ella me dice que me llamó porque encontró algo en mi análisis de sangre. No tengo diabetes, pero resulta que tengo Hipotiroidismo, y menciona uno por uno los síntomas de mi lista como causa de la enfermedad. Mi pregunta, ¿Qué hago para que se vaya? No se va, ¿Qué hago para controlarlo? Tendré que tomar medicamentos de por vida, y la prioridad será ir encontrando la dosis correcta para mi cuerpo.

Me recomendó cuidar la alimentación y hacer ejercicios para evitar subir mucho de peso.  Le expliqué que el corazón no me dejaba, verificó con el estetoscopio y dijo que no veía nada anormal pero que me revisaría en tres meses cuando vaya con los análisis de sangre que verifican el estado de la tiroides.

Mirando la tv. veo una publicidad del fitbit, un reloj que mide las pulsaciones las 24 horas del día. Decidí comprarlo y usarlo de inmediato, así durante tres meses la aplicación me presentaba mis resultados diarios y yo podría saber en qué momentos mi corazón se aceleraba más.

En la siguiente consulta medical, llevé las estadísticas del fitbit y ella me dijo que eso no era normal. Me asignó al departamento de cardiología del hospital.

La cardióloga encontró un problema en mi corazón, me dio medicamentos que ayudarán a regular mi corazón, tengo que tomarlos de por vida y bueno…. Correr no estará en mis planes futuros ya que mi cuerpo no lo permite.

En menos de seis meses recibí los siguientes diagnósticos:

  • Hipotiroidismo
  • Rosácea
  • Problemas cardiológicos (seguimos buscando la condición exacta)
  • Colesterol alto.

¿Cuál es la siguiente etapa? Paciencia.

Aprendí a valorar mi salud, ahora que sé lo que tengo sé que los síntomas que vivo a diario son parte de la enfermedad y sé que es nada comparado a lo que viven muchos. Soy afortunada de haber podido encontrar las causas de cada una de las condiciones.

¿Lo más difícil? La pérdida de memoria es lo que más me asusta. Aunque eso me llevó a ser más organizada que nunca, todo tengo que anotarlo,  porque si olvido de anotarlo…. olvido hacerlo.

Ya han pasado dos años, y es la primera vez que escribo sobre mi condición. Supongo que porque la adaptación no ha sido fácil y principalmente porque no me gusta que me pregunten ¿Estás bien? constantemente o que me miren con cara de pena.

Lo importante es aprender que uno cambió,  que esta es la nueva persona que eres, y que tienes que adaptarte a la nueva vida que tienes. Aunque no lo creas no es tan malo, es solo aprender a vivir con eso.

Los primeros dos años tuve que disminuir la carga laboral, participar en menos eventos y reducir la frecuencia de viajes y conferencias. Ahora que ya aprendí a vivir con la condición que tengo y que aprendí a aceptar los límites que tengo, estoy en un excelente momento de mi vida…. Y sobre todo, soy feliz.

¿Tienes hipotiroidismo? A partir de hoy, compartiré en este blog toda información que encuentre útil.

¿No sabes que es hipotiroidismo? Comparto con uds una publicación de El Universal en la que entrevista a la especialista Margarita Botero: http://www.eluniversal.com/noticias/estilo-vida/una-tiroides-enferma-puede-causar-desastres-todo-cuerpo_317622




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*