¿Comer flores? Visite los jardines de Fleurs et Délices para descubrir una deliciosa experiencia

En una feria tuve la oportunidad de comer unos nachos con una salsa deliciosa¡era de flores!.  Eso me dejó curiosa, así que llegué a casa a averiguar más en el sitio internet de la empresa que se encuentra enTerrebonne y decidí visitarla para aprender más y hacer descubrir a mi hija las flores comestibles.
Así llegamos a Fleurs et Délices, donde quedé sorprendida por sus grandes y hermosos jardines. Ellos cultivan 150 especies diferentes de plantas comestibles que incluyen flores, hierbas, plantas salvajes, arbustos y árboles de frutas.
Élise Durocher, la propietaria, nos preparó una degustación de flores. Imagínense la cara de mi hija cuando me mira y me dice, ¿De verdad vamos a comer flores? Ja,ja,ja.
Pues sí, degustamos las flores y luego algunos productos que ella vende…. ¡Una delicia total! Mi hija quería que compremos todo….. Pero antes de ver todos los productos ya elaborados Élise nos invitó a descubrir el jardín y vivir una experiencia sensorial muy especial.
Para aprovechar al máximo la experiencia hay que tomarse el tiempo de mirar, oler, tocar y probar las flores para así comprender y apreciar las diferencias.
El jardín se divide en tres, uno que está destinado a los productos finos y frescos que serán vendidos en la boutique.
El “Jardín Maison” que tiene una decoración muy original:
 
El Jardín de Flores Lily de día, más conocidas en Quebec como Hémérocalles. De meste jardín ellos recolectan cerca de 15 mil botones y flores por temporada.
Fleurs et Délices tiene también un área de picnic lo que le permite llevarse comida. Esta área se encuentra en un huerto donde hay 50 manzanos.
Lo bueno es que los propietarios han creado actividades especiales y creativas para que uno disfrute realmente su visita, les recomiendo ir al sitio web de la empresa para aprender más.
Nuestra visita llegó a su fin en la boutique, donde aprovechamos de llevarnos galletas de lavanda, mermelada de claveles, y las Lily de día marinadas. ¡Todo delicioso!
Les recomiendo ir a visitar este lugar para vivir una experiencia totalmente diferente como lo hicimos nosotras.
¡Buen provecho y feliz visita!




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*